ENSEÑANZA SECUNDARIA OBLIGATORIA

El programa de Leader in Me® Secundariase compone de cuatro guías de actividades dirigidos a los cursos de educación secundaria obligatoria.

El liderazgo es un concepto que normalmente no tenemos en cuenta cuando pensamos en adolescentes. Sin embargo, son perfectamente capaces de aprender las destrezas de liderazgo y emplearlas en casa y en la escuela. Si les ayudamos a desarrollar todo su valor individual y su potencial, aprenderán a liderar sus propias vidas y a ejercer una influencia positiva en quienes les rodean.

Materiales

Cada guía de actividades presenta cuarenta lecciones de entre treinta y sesenta minutos de duración que proporcionan una inmersión más profunda en los 7 Hábitos. Las lecciones de las guías son flexibles, y pueden ser impartidas semanal o quincenalmente, según el tiempo del que cada clase o escuela disponga.

Se trata de un viaje de auto-descubrimiento, tanto para el profesor como para los estudiantes. Las guías de actividades presentan situaciones de la vida cotidiana a las que los adolescentes suelen tener que enfrentarse y, para sacar el máximo partido de esta experiencia de aprendizaje, se les anima a que compartan ejemplos e historias personales. Esto creará un ambiente de confianza en el aula. Mientras se modelan los 7 Hábitos, los estudiantes podrán comprobar que se trata de algo real. Al afirmar su valor y potencial individual, aprenderán a creer en sí mismos. Asímismo, descubrirán sus fortalezas y talentos únicos, lo que facilitará el aprendizaje.

Cada guía de actividades va acompañada de su respectivo Libro del Profesor.

A través del uso de los 7 Hábitos, los estudiantes comprenden que tienen control sobre gran parte de lo que sucede en sus vidas y que son capaces de liderarse. Aprenden que sus decisiones afectan su día a día, sus relaciones y su futuro. De esa forma, se acostumbran a parar y pensar en sus elecciones y en los diferentes resultados que pueden provocar.

EDUCACIÓN SECUNDARIA OBLIGATORIA

A través del uso de los 7 Hábitos, los estudiantes comprenden que tienen control sobre gran parte de lo que sucede en sus vidas y que son capaces de liderarse. Aprenden que sus decisiones afectan su día a día, sus relaciones y su futuro. De esa forma, se acostumbran a parar y pensar en sus elecciones y en los diferentes resultados que pueden provocar.